domingo, outubro 01, 2006

Ainda o México, com o amor de sempre (II)

[...] Pero amar es también cerrar los ojos,
dejar que el sueño invada nuestro cuerpo
como un río de olvido y de tinieblas,
y navegar sin rumbo, a la deriva:
porque amar es, al fin, una indolencia.

(Xavier Villaurrutia)
En tus ojos hay años de sequía
en tus manos un desierto extenso
por eso te enferma la lluvia
y te duele tanto el agua
(Dante Salgado)


No amo mi Patria. Su fulgor abstracto es inasible. Pero (aunque suene mal) daría la vida por diez lugares suyos, cierta gente, puertos, bosques de pinos, fortalezas, una ciudad deshecha, gris, monstruosa, varias figuras de su historia, montañas (y tres o cuatro ríos).
(José Emilio Pacheco)
Al mar
hay que volver al mar
y ahogarse de verdad
para saber lo que es la vida
(Dante Salgado)

De puerta en puerta,
extiende su mano
y pide su limosna de vida.
A veces ciego,
quizá tullido,
en una lata mete sus rencores.
Busca, llama
de tristeza en tristeza.
(Meztly Vianey Suarez)

4 comentários:

Ana Prado disse...

Maria, que imagens magníficas... e o texto, apesar de alguns embaraços meus com a língua também é muito bonito:)

abraço:)

Luís disse...

Parabéns! A harmonia conseguida entre as imagens e o texto é sedutora... prende-nos até ao fim.

Anónimo disse...

transportas-nos para a poesia dos astros ocultos, para uma miragem de um paraiso perdido .... simplesmente fabulosa esta tua miragem :)

Beijinho *

maria disse...

Obrigada pela companhia e pelo encorajamento.

Beijos, amigos.